martes, diciembre 26, 2006

Cuestión de creatividad

A menudo despierto en mitad de la madrugada con una idea en la cabeza. Una historia me sorprende en mitad de la noche y me pide ser escrita, sin embargo casi ninguna llega a tomar vida en el papel. No por falta de ganas, que hay de sobra, creo que el problema es la falta de imaginación. Cuando centro la historia, elijo los personajes y empiezo a hacer un esbozo de la trama descubro que la historia ya existe. Alguien se ha adelantado a mis palabras para escribir la historia que yo tenía en la mente. Seguramente por haberla leído, o por haberla visto en el cine o en televisión, me pongo a escribir y siento que estoy parafraseando algo ya existente aunque, a veces, no sepa exactamente a quien pertenece. Seguramente sea un problema de creatividad. El exceso de ruido, el aletargamiento que provoca la televisión o la vida de la ciudad están acabando con la poca creatividad que tenía cuando estaba en el instituto. Me vuelvo unos días a la playa a ver si el mar despierta mi imaginación.

4 comentarios:

Bettina Perroni dijo...

Tengo esa misma sensación a veces... no creo que sea falta de creatividad... como sea, estamos envueltos en una sociedad donde hasta el pensamiento se adapta a ella... pero sabes?, he descubierto (y eso leyendo en los blogs), que el pensamiento es como una especie de círculo o espiral donde tarde o temprano todos recaemos en una reflexión similar, por muy diferentes que parezcan nuestros puntos de vista... who knows? :I

La cosa es que, no se detenga cuando alguna idea venga a la mente... hay que escribirla, aunque parezca que ya pertenece a alguien mas, seguro que ese algulo personal es único que puede que una genialidad salga y se quede en el anonimato... eso si que no!

Felices fiestas ;)

susanamb dijo...

La creatividad nace con cada uno de nosotros y está en su mayor auge cuando tan sólo somos niños. Pues sólo así, sólo con el corazón inocente y sincero de un niño volvemos a poseer toda esa imaginación que nos pertenece.
No decaigas en tu búsqueda.
Besitos...

CN dijo...

Es seguramente lo que nos hace tan parecidos a los demás lo que hace que las historias se repitan y parezcan entre sí. Los problemas de las personas son muy parecidos desde que el mundo es mundo. Estos días cercxa del mar me ayudan a renovar las ganas de contar cosas, vosotras también me dáis ánimo. Un abrazo a las dos!

MAYCA dijo...

Cuando una persona tiene un niño en su interior la imaginación brota, solo necesitas encontrar ese niño que soñaba despierto en antaño. Buscalo, seguro que lo encuentras