sábado, noviembre 18, 2006

Apuntes sobre el PSOE y su gobierno
A la atención de un lector

Atendiendo a la petición de uno de mis pocos lectores ahora toca hacerle un poco de 'viento' al Partido Socialista. Tiene razón mi interlocutor. Por muy mal que lo haga el Partido Popular ahora es tiempo de mirar a los que manejan el país desde hace tres años. Zapatero empezó su mandato retirando las tropas de Iraq y llevando a cabo un discurso ilusionante y comprometido con los ideales de izquierdas, sin embargo son muchas las contradicciones de este gobierno. En primer lugar no entiendo que un presidente que aboga por un mundo justo, por alianzas de civilizaciones y por los derechos humanos, reciba con honores de estado al dictador y genocida Teodoro Obiang, presidente de Guinea Ecuatorial. Tampoco entiendo cómo permite que el sucesor de Maragall en Cataluña, continúe el circo político que tanto tiempo lleva allí instalado. Tanto sufrir para conciliar el 'Estatut de Cataluña' y la Constitución para después gobernar con quienes no quieren ni lo uno ni lo otro. El PSOE gobernará Cataluña pero no gracias a los catalanes, sino a pesar de que CIU ganara las elecciones. A veces el orden de los factores si que altera el producto.
Por lo demás, Zapatero, en estos tres años, ha ido ganando populismo, que no popularidad, y esto es lo que puede acabar con su gobierno. Entre demostrar y querer hacer ver a los ciudadanos hay un mar de circunstancias que hacen quedar muy mal al presidente de un país. El tema del proceso de paz tras la tregua permanente de ETA es, sin duda, el más delicado al que se enfrenta Zapatero. El único dato del que el presidente debe congratularse, es el de que ETA no haya matado en los últimos años, porque todo lo demás son castillos en el aire. Continúa la extorsión a los empresarios, la izquierda aberchale sigue anhelando la secesión y los últimos comunicados de ETA amenazan cada día con reventar el proceso. A Zapatero no le queda otra que esperar y cuzar los dedos para que no haya ningún atentado. No puede dar un paso en falso porque la prensa, el Partido Popular, y la AVT, están encima para recordarle que una sola concesión sería un suicidio político.
Otra reclamación que hacer a Zapatero es la necesidad de debates públicos entre los jefes de los diferentes partidos, una medida que acercaría a la gente las vergüenzas expresivas y retóricas de más de uno.
Agradezco que mi interlocutor me haya recordado que no debemos perder de vista a los que llevan el país por poner toda nuestra atención en los errores de quienes aspiran a gobernarlo.

3 comentarios:

Eduardo Ortega dijo...

Bien, con esta entrada te has ganado un lector. Los comentarios sobre la gestión del PSOE me parecen muy acertados. Me alegro de que alguien sepa posicionarse por encima de la vorágine de falacias que supone la política española. Nada más. Espero que tus dardos sigan llendo a cualquier sigla que trate de tomarnos por tontos.

Anónimo dijo...

Progresar,mejorar,implica ser criticos hasta con lo que nos gusta,los tiempos en los que pasara lo que pasara en España "España iba bien" quedan lejos..Hay que pensar,aunque no se estile en nuestros dias.Zapatero sacó las tropas de Irak,dio derechos civiles a los homosexuales,pero si por algo se caracteriza nuestro sistema político es por las contradicciones a lo largo de los mandatos,sea de la tendencia que sea.Puede pasarse de una ardiente defensa de la Alianza de civilizaciones a pensar que el hambre en el mundo se resuelve a tiros..,el signo político nunca debe cegar.

Nazita dijo...

Creo que te has olvidado la maltrecha LOE queiba a ser la revolución de la Izquierda sacando la religión de las escuelas...
En cualquier caso, creo que se han tomado medidas muy acertadas: ley de los malos tratos, ley de dependecia, bodas gays... Incluso el Estatut (y los sucedáneos de cada Comunidad) me parece una gran idea porque es el sentimiento de una parte del país, por mucho que algunos se empeñen en defender "la España que era una, grande y libre".
Este Gobierno ha cometido errores, como todos, y los seguirá cometiendo, pero debo reconocer que me gusta mucho más que la última legislatura del PP. El hecho de tener la mayoría parlamentaria lo convirtió en un partido absolutista y tirano desde el punto de vista político y social.

Besitos!

pd: sigo teniedo el Forito, pero sólo hasta marzo qu elo cambaimos por un C3